diumenge, 12 d’agost de 2018

XXX TRIATLÓN HOCES DE CUENCA


En mi décimo año con licencia federativa de triatlón  y ya de capa caída, decido no retirarme sin antes hacer la mítica triatlón de Cuenca donde tengo el 50% de mi locus genético (Moya).

Pues dicho esto, con muchas ganas y poca preparación llegamos mis supporters y yo justo antes del brefing, comemos y vamos a dejar el material en la T2 y T1 en este orden, ya que la primera se encuentra a unos tres kilometros de la segunda.
Una vez llegamos a la playa de Cuenca (río Jucar), recinto privado y abierto para la ocasión, ya me enfundo el neopreno y pruebo el agua hasta el pequeño peñón y compruebo que me siento muy incómodo y me cuesta mover el neopreno.

SALIDA!!!
Golpes típicos de los primeros metros buscando ritmo y espacios.

- No voy ni pa trás y sin ritmo!

Voy acumulando metros pensando en el giro que hay mas adelante pasado el peñón y se me hace eterno, una vez allí hago el giro por el interior e inmediatamente me contracturo de ambos gemelos y un quádriceps, hago toda la vuelta intentando estirar los gemelos flexionando los pies y esto me agrava la contractura del quádriceps. Al llegar a la playa completando la primera vuelta, me planteo la retirada, pero mi espíritu luchador me empuja a probar en la segunda i última vuelta. Este segundo tramo contra corriente y con ambas piernas contracturadas es un auténtico calvario. Último giro hacia la T1 y voy peor que nunca.

Por fin llego y a duras penas me puedo poner de pié de lo contracturadas que llevo las piernas. T1 agónica no puedo quitarme el neo de lo fundido que voy.

Una vez cogida la bici en el intento de lo que siempre ha sido un salto y a pedalear, se convierte en gatillazo muscular y soy incapaz de subirme ágilmente, finalmente al segundo intento lo logro.



En este mismo instante veo que mi participación es crítica.
Me tomo el gel que una
chica de Valencia me ha dado en la entrada de material al box de la T1. 

- Gracias guapa! Por cierto campeona de categoría en IM de Vitoria! 

Inicio el segundo segmento sin apretar lo mas mínimo, no tengo piernas y confío que el gel isotónico haga su efecto. Aprovecho las pocas bajadas para estirar.

Finalmente llego entero a la T2, me calzo las bambas y al
"tran tran"  acumulando Km, en cada avituallamiento me tiro un poco de agua el los quadriceps que me duelen horrores de las contracturas y continuo.
De las tres vueltas que hay que dar en la carrera pedestre, creo recordar que me adelanta la chica de Valencia en el principio de la segunda. Completamos el resto de carrera mano a mano.

Llegada a meta contento de poder acabar pese a las adversidades físicas, lógicas por el poco entreno.

-Moraleja... Todas las distancias son respetables.

Por todo ello y gracias a mis compañeros de club sabiendo que me retiraba en este mi décimo año como federado en triatlón,  un año más continuaré federado para participar en el que será mi sexto Ironman en Frankfurt. Allí, en el campeonato europeo de Ironman confluiremos 24 triatletas de mi club. Força Tri+9!!!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada